BRASILIA, Brasil, 25 January 2017 /PRNewswire Policy/ — Para el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, el 2016 debe ser recordado “por la recuperación de la perspectiva de crecimiento” de la economía. Según informó Meirelles, en el segundo semestre del año pasado hubo una recuperación de los indicadores de confianza de los empresarios y de los consumidores, se redujo el Riesgo País y el real se apreció frente al dólar.

Las declaraciones del ministro figuran en un mensaje anexo al informe anual de la deuda pública federal, divulgado este miércoles (25). El documento muestra que, en 2016, el stock de la deuda alcanzó US$ 983,6 mil millones, un 11,45% más que en 2015.

“El mejor desempeño de la economía se ve reflejado en los indicadores de la deuda pública federal, y sobre todo en la baja de las tasas de interés verificada a lo largo del año, lo que favorece directamente el costo de financiar esa deuda. La deuda pública federal está marcada hoy día por una composición saludable, la reducción de riesgos cambiarios y la baja concentración de vencimientos a corto plazo, además de una base diversificada de inversores”, dijo.

Según Meirelles, la celeridad y el alcance del ajuste fiscal estructural en curso fueron decisivos para mejorar la confianza en la economía. “Por primera vez, fue aprobado un cambio en la Constitución Federal para limitar el crecimiento real del gasto público durante los próximos 20 años, aunque conservando los niveles mínimos de gastos en educación y salud”, señaló, refiriéndose a la propuesta de enmienda constitucional conocida como PEC 55. Meirelles también mencionó la reforma del sistema de pensiones, que se discutirá en el Congreso Nacional este año.

Inflación

De acuerdo con Meirelles, los impactos de la política monetaria ya se hacen sentir en la desaceleración de la inflación medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPCA), que alcanzó el 6,29% en 2016, por debajo del límite superior del rango meta. La meta fijada por el Consejo Monetario Nacional (CMN) es del 4,5%, con un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

Meirelles dijo que el déficit de la cuenta corriente externa seguirá ajustándose. “La solidez de los flujos de inversiones directas en el país continuaron a fortalecer la cuenta de capitales, ayudando a brindar un sólido apoyo a la moneda nacional. La baja necesidad de financiamiento externo y el volumen significativo de reservas internacionales –US$ 372,2 mil millones– son una muestra clara de la estabilidad de las cuentas externas”.

El ministro de Hacienda dijo que espera que el país siga impulsando reformas para lograr el equilibrio fiscal, la sostenibilidad de la deuda pública y la recuperación económica.

SOURCE Agência Brasil – Empresa Brasil de Comunicação S/A – EBC